"Caminar por el mundo con una adicción como compañera de vida rompe con todo lo que es importante de verdad. Salir de esta adicción es muy difícil pero posible. Como también lo es reir por el camino…”

El humorista y guionista Pere Aznar presenta y dirige ‘400’, un nuevo ‘docureality’ en À Punt que centra la mirada en algunas realidades que nos rodean y a las que dan respuesta distintas entidades. 

Aquí tenéis el programa sobre las personas que luchan contra su adicción que se ha grabado en Patim. 70 minutos en los que conoceréis diferentes historias de vida –de pacientes y profesionales- y en el que tres personajes interpretan un monólogo de humor basado en su experiencia.

Puedes accer al vídeo completo mediante el siguiente enlace: https://www.apuntmedia.es/programes/400/complets/400-adiccions_134_1583756.html

El programa Ludens, de prevención de la adicción al juego de apuestas y de azar sigue ampliando su implantación territorial. Al menos tres comunidades autónomas -Aragón, Cantabria y les Illes Balears- lo están llevando a cabo en su territorio con los técnicos de prevención o a través de orientadores de centros educativos.

Mariano Chóliz, catedrático de psicología básica de la Universidad de Valencia y director de la Unidad de Investigación Juego y Adicciones Tecnológicas, impulsa este proyecto que además contempla un protocolo de tratamiento (Gambler) en el que Patim ha participado de forma activa.

Leer más...

Los últimos meses han estado repletos de actividades vinculadas con la solidaridad que han ayudado a visibilizar las respuestas que ofrece el tejido asociativo ante distintas realidades cotidianas. Desde la celebración de los días del voluntariado –junto a la PVCV- y el VIH, hasta otros actos de fundraising organizados por Cruz Roja o la Asociación contra el Cáncer que han permitido tomar el pulso al compromiso social de las organizaciones que compartimos un mismo territorio.

Pero también hemos sido el destino de la solidaridad de otras organizaciones. Tenemos una inmensa saca de peluches solidarios recogidos por la Asociación contra el cáncer de Castellón para repartir entre las personas que atendemos y sus familias. Y desde Simetría, con quien compartimos proyectos y objetivos a través de la Mesa de Responsabilidad Social de Castellón, nos han donado móviles en buen estado para reutilizarlos. Además, participamos en el Espacio Solidario organizado en el centro comercial y de ocio Estepark para sensibilizar a la sociedad sobre las adicciones y el trabajo que realizamos.

Desde Patim, hemos intentado estar presentes en todos estos actos –de forma activa- con profesionales, voluntariado y personas que forman parte de alguno de nuestros programas. Porque “creemos que la solidaridad se construye día a día ejerciéndola”.

La Plataforma del Tercer Sector (PTS) abre el plazo para que las empresas que hayan marcado la Casilla Empresa Solidaria en el último Impuesto de Sociedades puedan solicitar el Sello Empresa Solidaria y así poner en valor su decisión de generar impacto positivo en la sociedad. Una propuesta que desde Patim hemos trasladado a todas las empresas que forman parte de la Mesa de Responsabilidad Social de Castellón.

La solicitud deberá realizarse de forma telemática a través de la web www.casillaempresasolidaria.es antes de marzo de 2023 y reconocerá, por primera vez, a aquellas empresas que decidieron voluntariamente destinar el 0,7% de su Impuesto de Sociedades a financiar proyectos gestionados por entidades del Tercer Sector dirigidos a garantizar los derechos de la ciudadanía, a la lucha contra la pobreza, la exclusión social y la desigualdad.

La Casilla Empresa Solidaria, que está presente desde el periodo impositivo de 2018, ha supuesto una inyección de fondos más que necesaria para atender a los más de 13 millones de personas que viven en situación de pobreza o exclusión social en nuestro país.  En el ejercicio de 2018 la cantidad recaudada superó los 24 millones de euros, un importe que ha ido en aumento en los años posteriores logrando un total de 33 y 36,6 millones de euros en 2019 y 2020, respectivamente.

En 2022 podrían alcanzarse los 186 millones de euros de recaudación total, según la estimación de recaudación avanzada por el Ministerio de Hacienda para este año, si todas las empresas que presentan este tributo marcaran la Casilla Empresa Solidaria que está actualmente disponible en dos modelos de dicho impuesto: el 200 y el 220. Aparece incluida en el apartado ’otros caracteres – fines sociales’, concretamente, en la casilla 00073 (dentro del modelo 200) o bien en la 069 (en el modelo 220). /p>

Los fondos recaudados a través de la Casilla Empresa Solidaria del Impuesto de Sociedades van dirigidos a financiar proyectos sociales, desarrollados por entidades del Tercer Sector, considerados de interés general. Se trata de una gran diversidad de proyectos dirigidos a garantizar los derechos de la ciudadanía, a la lucha contra la pobreza, la exclusión social y la desigualdad y tienen por objetivo avanzar hacia una sociedad más justa, igualitaria e inclusiva.

Empresas y Tercer Sector, alianzas por la reconstrucción social

Marcar la Casilla Empresa Solidaria beneficia tanto al tejido empresarial como a la sociedad en sí misma modificando el modelo, favoreciendo la inversión sostenible para construir un mundo mejor e impulsando la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas (ODS).

Este gesto tan sencillo, y al mismo tiempo tan valioso, pone de manifiesto, además, el nuevo contexto de interrelación entre empresas y Tercer Sector demostrando que ambos agentes comparten propósito y objetivos, con el valor social como principal palanca de cambio.

Así, por ejemplo, se financian proyectos de atención sociosanitaria e impacto ecosocial, promoción de la salud y la vida independiente, y de inclusión en la comunidad, lucha contra la discriminación, cobertura de necesidades educativas, de formación y fomento de la inserción laboral, fomento de la seguridad ciudadana y prevención de la delincuencia, promoción de la igualdad de trato, prevención de la violencia, protección de víctimas, promoción y defensa de derechos.  

Patim ha ejecutado cinco programas dirigidos de forma específica a población reclusa, personas en semilibertad y quienes deben cumplir trabajos a beneficio de la comunidad. Cada uno con objetivos bien distintos: sensibilizar sobre la igualdad de género a hombres privados de libertad, contribuir a la deshabituación e incorporación social de la población reclusa y exreclusa a través de la formación en Tecnologías de Comunicación e Información (TIC), favorecer su integración laboral, ofrecer una atención psicosocial a quienes tienen un problema con las adicciones y colaborar en el cumplimiento de penas privativas de derechos (TBC). Todos estos programas se han ejecutado en 2022, dentro y fuera del ámbito penitenciario, financiados por el IRPF estatal y se han gestionado a través de UNAD.

Leer más...