Las personas que llevan tiempo sin encontrar un puesto de trabajo corren el riesgo ser desplazadas del mercado laboral por motivos que poco tienen que ver con su grado de formación o experiencia. El horizonte de una jubilación que se aproxima no ayuda a aligerar sus tensiones. A través del programa Orientat-e, 26 personas han mejorado sus opciones para darle la vuelta a su vida laboral. Todas llevaban varios años en paro y necesitaban adaptar sus perfiles profesionales y habilidades a un nuevo contexto.

“La dificultad más importante con la que nos hemos enfrentado es la carencia de habilidades de las mujeres en el manejo de las nuevas tecnologías, lo que hemos solucionado trabajando con ellas este aspecto en las tutorías individuales y en taller de aptitudes personales”, explica la responsable de programas de Patim, Inma Galmés. La falta de medios en algunas personas ha sido otro de los grandes inconvenientes a los que se ha respondido facilitando el acceso, de forma gratuita, las salas de ordenadores que existen en el centro de día de Patim para que sean utilizadas fuera de las horas de formación.

Aunque se realizaron 30 entrevistas individualizadas –un número superior al previsto- se han atendido a 15 mujeres y 11 hombres. Orientat-e -que se ha ejecutado gracias al IRPF autonómico- es uno de los pocos programas mixtos que gestiona la entidad donde la presencia de mujeres es mayoritaria. A todos los perfiles se les ha realizado un diagnóstico inicial para definir un itinerario laboral personalizado, que se ha completado con talleres de habilidades sociales.

A causa de la pandemia, la participación ha sido más complicada que en ediciones anteriores por lo que se han realizado actividades de forma combinada -presencial y online- adquiriendo mucho protagonismo aquellos casos que ha sido posible el trabajo telemático. La modalidad presencial se ha sido desarrollando aplicando las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias, lo que ha supuesto un esfuerzo adicional: acondicionamiento de salas, subgrupos en la misma acción, cumplimiento de aforos, normativa higiénica y de protección, etc.

Patim ha querido sumarse a la celebración del día del Libro dando la palabra a las personas que por diferentes motivos cruzan sus vidas cada día en la comunidad terapéutica Los Granados. Una etapa donde gigantes y molinos pueden aparecer a la vuelta de cada esquina. Sin previo aviso. Un espacio donde muchas historias aportan lecciones de vida con argumentos que la razón no entiende y el corazón distorsiona.

Leer más...

La Generalitat Valenciana acaba de renovar la certificación de la comunidad terapéutica los Granados como servicio sanitario. Una acreditación indispensable para poder desarrollar en este centro tanto la atención sanitaria a drogodependientes como las intervenciones de psicología general sanitaria.

Los centros, servicios y establecimientos sanitarios que trabajan en el ámbito autonómico están obligados a comunicar, al menos una vez cada cinco años y mediante declaración responsable, que se mantienen las condiciones que motivaron la autorización previa. En caso contrario, la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública iniciaría los trámites para la revocación de esta autorización.

Leer más...

El pasado 22 de marzo se inicio la campaña de concienciación y prevención del suicidio, promovida por la concejalía de Salud y Consumo del Ayuntamiento de València.

Junto con el vídeo de presentación de la campaña, la Regidoria de Salud i Consum de l'Ajuntament de València, pone a disposición el Webinar "Rompamos el silencio, hablemos del suicidio", que tuvo lugar el 24 de marzo y se trataron temas como la prevención, la investigación y la formación de los profesionales como pilar fundamental.

Toda la información disponible en la web: /www.prevenciodelsuicidi.san.gva.es

El programa de actividad física y acondicionamiento se ha hecho un hueco en la comunidad terapéutica de Patim. Ha ido ganando protagonismo hasta consolidarse como una alternativa que cada paciente puede personalizar dependiendo de sus características. Carlos Pérez, licenciado en ciencias de la actividad física y deporte, es el responsable de este programa que se inició con la mitad de los usuarios participando de forma activa pero que se ha afianzado a medida que han avanzando las sesiones. "La gente está muy animada, unos llaman a otros, se apoyan y en estos momentos prácticamente tenemos una participación activa del 90%, el resto siguen la actividad de cerca", apunta.

Leer más...