Patim y Castelló LGTBI han unido sus esfuerzos para ofrecer una respuesta coordinada a un fenómeno que cada día asume un mayor protagonismo: el ‘chemsex’. Una práctica que se caracteriza por consumir varios tipos de drogas con el objetivo de mantener relaciones sexuales durante un largo periodo de tiempo y que “supone una práctica de riesgo” en la transmisión del VIH y de otras infecciones de transmisión sexual (ITS).

El uso de drogas en hombres gais, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres ha incorporado más sustancias y patrones de consumo en contextos sexuales, aseguran los especialistas. Unos cambios que no han tenido lugar de manera homogénea –ni geográficamente ni en el tiempo- y que conviven con los usos tradicionales de las drogas entre esta población. Sin embargo, estas formas de consumo emergentes se han detectado en más lugares. “Son visibles en grandes ciudades y destinos turísticos gais”, asegura Àngel Joan Ros, agente de salud de base comunitaria, “por lo que son necesarios más estudios para dimensionarlos y vigilarlos a nivel epidemiológico, así como una formación específica de los profesionales sociosanitarios”.

Uno de los rasgos que con más claridad retratan estas nuevas formas de consumo es la proliferación de eventos sexuales de larga duración y que han llevado a definir el ‘chemsex’ como el “uso intencionado de drogas para tener relaciones sexuales por un periodo largo de tiempo” lo que supone de forma directa “mayor exposición a diversos riesgos y daños” ya que prolongar la actividad sexual “puede implicar tener sexo con diferentes parejas sexuales, ya sea de manera grupal o secuencial”, indica el responsable de programas de salud integral de Castelló LGTBI.

Otra de las características que describen el nuevo escenario del ‘chemsex’ es la incorporación al consumo de sustancias como metanfetamina, mefredrona, GHB, ketamina o el resurgir del uso inyectado de sustancias. “La irrupción de la vía de consumo inyectado, aunque sea una práctica minoritaria, representa un salto cualitativo, una vía más agresiva y que implica riesgos específicos, muchos de ellos derivados del desconocimiento de la técnica adecuada de inyección o el uso compartido de instrumentos”, explica Ros, durante la jornada formativa que ha impartido a 25 profesionales de Patim y de la asociación Castelló LGTBI. Ambas organizaciones reclaman a la administración medidas encaminadas a responder a este fenómeno que en “algunas comunidades ya se ha convertido en un problema de salud pública”.

En contra de la criminalización y el estigma de las adicciones

Con motivo de la celebración del Día Internacional contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas, Patim ha lamentado que la ONU, tras meses de diálogo haya decidido mantener en su Declaración Política de Drogas 2019-2029 el viejo paradigma de anteponer la guerra contra las drogas a los Derechos Humanos y a la salud de las personas. “Para nosotros y para la UNAD lo primero son las personas”, afirma la secretaria de Patim, Inma Galmés, y por ello “queremos denunciar la discriminación y las violencias que se ejercen contra quienes no tienen voz para así romper el círculo de la exclusión en el que viven”.

Durante la lectura del Manifiesto de UNAD –Red de Atención a las Adicciones que engloba a 215 entidades en España- se ha puesto de manifiesto la invisibilización de la mujer en la atención de las adicciones – una por cada cuatro hombres-, también se reclaman medidas alternativas a las cárceles para la población drogodependiente, así como la inquietud que supone el incremento de las adicciones sin sustancia entre menores. “Y debemos tener en cuenta a las familias, grandes olvidadas cuando hablamos de juventud y adicciones porque urge atenderlas adecuadamente y ofrecerles los cuidados que necesitan”, ha concluido el presidente de Patim, Francisco López y Segarra.

Subdelegada y Bolumar

La subdelegada del Gobierno en Castellón, Soledad Ten, y el artista Luis Bolumar ha asistido al acto central organizado por Patim. De forma previa a la lectura del manifiesto institucional se ha inaugurado la Sala Bolumar –ubicada en las dependencias del centro de día- en la que se exponen las obras que el pintor castellonense ha cedido durante casi treinta años a la organización y que se han convertido en la imagen institucional de Patim con motivo del Día Internacional contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas.

De forma paralela, se ha instalado una mesa informativa en la estación de tren de Castellón –ayer se ubicó en Valencia- desde la que dos voluntarios de la entidad han informado a la sociedad sobre los programas y servicios que presta Patim frente a las adicciones –tóxicas y no tóxicas-, el empleo de colectivos vulnerables y la violencia de género.

La sede de la UNED en Vila-real organiza el curso titulado 'El suicidio: una visión biopsicosocial y multidisciplinar', que tendrá lugar de forma presencial del 1 al 3 de julio de 2019 y que también contará con una modalidad online.

La formación pretende dar una visión amplia sobre la grave problemática actual, tanto a nivel nacional como internacional, que representa en la sociedad actual el tema del suicido. Siendo en la actualidad, la primera causa de muerte no natural en España.

Se pretende desde el rigor, la sapiencia y desde diversos ámbitos del conocimiento no seguir en la invisibilidad, el disimulo o la negación de un problema tan grave. Con todo esto, el principal objetivo es potenciar la desaparición del tabú, con su consiguiente estigma en torno a este grave problema. Se pretende dar voz y marco para que se trate con rigor desde diferentes ámbitos, con el fin de aportar herramientas en pro de la prevención, de la puesta en marcha de medidas de intervención, así como de la puesta en común de acciones que vienen siendo ya realizadas, y en favor de la superación de este problema social de primer orden. El silencio no es la mejor respuesta.

Toda la información e inscripciones en uned.es

Aula Debate Mujeres del Grau ha organizado la charla “De la botica a la chuta, para llegar al móvil”. Una conferencia en la que el presidente de Patim ha analizado la evolución de las adicciones en España y su vinculación con la capacidad de las personas para enfrentarse a situaciones conflictivas propias o de su entorno.

“La vulnerabilidad es un proceso, la exclusión es un estado. Hay personas que son adictas y que han vivido situaciones de vulnerabilidad o exclusión que han resultado fundamentales en su proceso y aunque las adicciones no tienen edad ni género, estos rasgos afectan a su rehabilitación”, ha explicado Francisco López y Segarra. Al referirse a las políticas europeas ha reclamado la necesidad de “dar un giro completo” a las actuaciones encaminadas a “criminalizar” las adicciones. “Europa debe enfrentarse a nuevos desafíos y fijar su mirada en las políticas que están dando resultados en algunos países de la Unión Europea, muy cercanos a España, donde están bajando los índices de consumo (…) Debemos situar a la persona en el centro de la respuesta que construyamos como sociedad ante todas las adicciones, especialmente en las que se está convirtiendo en la gran amenaza de este siglo, el juego”, añade

Ambas entidades mantienen una estrecha vinculación desde hace años y la fundadora de Aula Debate, Josefina López, es presidenta de honor de Patim a título póstumo.

Patim asume de nuevo la presidencia de la Asociación de entidades de centros de día (ASECEDI), una plataforma que agrupa a 16 organizaciones especializadas en adicciones repartidas en 9 comunidades autónomas.

En las elecciones celebradas en Madrid se dio el respaldo unánime a la Junta Directiva que lidera Patim y en la que también se integran Cáritas Salmanca (secretaría), Salud y Comunidad (tesorería), Antaris y la Huertecica (vocalías)

Leer más...

Representantes de las distintas fuerzas políticas que aspiran a la alcaldía de Castelló han aceptado la invitación de Patim para conocer en persona las propuestas políticas que la entidad castellonense plantea en el ámbito de las adicciones, empleo, voluntariado y violencia de género. La implantación de salas de juego en el municipio, la gestión del voluntariado y la necesidad de reforzar las iniciativas municipales encaminadas a atender las necesidades de las personas que desde hace tiempo tienen un problema abuso en el consumo de sustancias tóxicas han centrado buena parte de este diálogo con cada partido.

Durante las dos últimas la Junta Directiva de la entidad ha mantenido encuentros individuales con las formaciones políticas. La coordinadora de programas, Inma Galmés, ha mostrado su preocupación por el incremento de operadoras de juego que han elegido Castelló para abrir sus negocios. “Resulta inquietante que en determinadas zonas del casco urbano se estén concentrando numerosos negocios de juego, debemos evitar que abran sus puertas cerca de centros educativos, instalaciones deportivas o en barrios con una población más vulnerable por sus condiciones sociolaborales”, afirma. Una media a la que se suma la propuesta de prohibir la publicidad explícita sobre juego en todo el término municipal.

Galmés ha insistido en la conveniencia de rediseñar las actuales políticas sobre adicciones y cambiar el modelo de prevención implicando a los jóvenes en su construcción de respuestas de ocio alternativo. Un replanteamiento que conlleva apoyar programas específicos para atender las necesidades de diferentes grupos de personas con adicciones que presentan problemáticas de exclusión añadidas. “Están fuera del circuito terapéutico los pacientes crónicos, aquellas personas que hace más de veinte años que consumen drogas y que, en muchos casos, han pasado una etapa de su vida en centros penitenciarios”, apunta el presidente de Patim. Entre las nuevas respuestas ante las adicciones, Patim requiere la participación del Ayuntamiento a la hora de promover un debate público y constructivo sobre la regulación y legalización de terminadas drogas y sus usos terapéuticos. “Hemos de ser valientes y dejar de ser espectadores de piedra de un diálogo que está en la calle y ante el que se están empezando a tomar medidas en otros países”, sentencia Francisco López y Segarra.

Al analizar la participación de la sociedad civil en la construcción de respuestas sociales, Inma Galmés considera que uno de los retos a corto plazo por parte del Ayuntamiento es finalizar la redacción de un Plan Municipal de Voluntariado, en colaboración con las entidades del Tercer Sector, y crear una Agencia Municipal del Voluntariado para gestionar, formar y poner en valor esta figura. “Se trataría de un servicio en el que cualquier persona podría recibir información, asesorarse y tramitar su acción de voluntariado –explica- e incluso certificar las competencias adquiridas, en colaboración con las organizaciones destinatarias”.

Durante esta serie de encuentros, se ha incidido en el compromiso por fortalecer la respuesta social ante las conductas violentas. Desde Patim se considera prioritario apoyar los programas dirigidos a la (re)educación en nuevas masculinidades como forma de prevención de las conductas violentas, dentro y fuera del marco penitenciario. Por último, se ha pedido el apoyo municipal para impulsar las agencias de colocación como un modelo alternativo para promover la empleabilidad de los colectivos más vulnerables y la promoción de un modelo municipal que se apoye con más consistencia en la economía social.

Ir al documento con las propuestas Propuestas y acciones prioritarias Patim 2019