Patim mantiene su servicio específico para el tratamiento de las adicciones no tóxicas en Castellón y Valencia, así como la Unidad de Valoración y Apoyo en Drogopendencias (UVAD). La Conselleria de Sanidad acaba de aprobar la subvención que permite la continuidad de estos programas durante 2012. En los dos últimos años, más de 450 personas fueron atendidas a través de estos recursos.

El presidente de Patim, Francisco López y Segarra, se ha mostrado satisfecho tras conocer la resolución de la Agencia Valenciana de Salud. “En estos momentos en los que la situación económica nos reclama un esfuerzo adicional a todos para atender las demandas sociales es especialmente importante el apoyo de la Conselleria para poder dar continuidad a estos programas que complementan la red asistencial” explica.

Tras consultar los datos de tratamiento recogido en los tres últimos años, López y Segarra asegura que “el jugador patológico demanda cada vez más atención”. El número de casos con esta tipología se ha incrementado de forma progresiva, situándose por encima del 21% del total de pacientes, según la memoria 2011 de Patim. No obstante, “existe un gran porcentaje de población que pide información pero no da el paso para acudir al centro porque no considera que tenga un problema o piensa que lo puede controlar”, advierte. Patim es una de las entidades pioneras en el tratamiento del juego patológico en la Comunidad Valenciana y cuenta con un centro en Valencia y otro en Castellón, donde se atienden además de la ludopatía otras adicciones.

Por lo que respecta a la UVAD, se trata de un servicio que presta apoyo y asesoramiento en materia de drogodependencias y otros trastornos adictivos a órganos jurisdiccionales, fuerzas de orden público y personas que han cometido delitos asociados al consumo de drogas o como consecuencia de su adicción o que se encuentren detenidas con ocasión de éstos. La UVAD de Patim abrió sus puertas en Castellón en 1997 y desde entonces ha prestado sus servicios de forma ininterrumpida.